Alerta del tiempo

2021 Genesis G80.

2021 Genesis G80. Cuando el factor “WOW” es necesario. 

Por: Roger Rivero

Los que disfrutamos la conducción aceptamos con resignación el continuo ascenso en popularidad de los utilitarios o SUV. Son los sedanes, esa especie abocada a la extinción como los Tigres de Sumatra o los Osos Panda, la primera opción para nosotros. Si no me cree, pregúntele a José Carlos de Mier, uno de los colegas que más respeto y quien sufre amargamente la escasez de sedanes, al punto de tener pesadillas nocturnas donde le obligan de por vida a manejar un SUV de tres filas de asientos.    

Visto así, no puedo esconder mi gozo al probar esta semana un excelente sedan, el 2021 Genesis G80. 

Genesis, para los que aún no lo sepan (y son muchos los que aún no) es la marca de lujo de Hyundai, lo que Lexus es para Toyota o Acura para Honda. Genesis en esencia, planta cara a marcas de lujo alemanas como Mercedes Benz o BMW, ofreciendo un atractivo diseño, ricos detalles en el interior, tecnología de punta y buen rendimiento por unos cuantos miles de dólares menos que los autos europeos. Para ser más precisos, hasta diez mil dólares menos en algunos casos.

Este año el sedán mediano de lujo de Genesis ha sido rediseñado, resultando en un auto algo más ancho y bajo que el anterior, con interior más lujoso y cambios exteriores que no pasan desapercibidos. 

Desde afuera y por dentro

No es difícil observar miradas en la calle siguiendo la silueta del G80. Incluso, no se asombre si algún que otro curioso le detiene en medio de un estacionamiento y con cara de asombro le pregunta: ¿Qué auto es ese? Para agregar; “se ve fenomenal”

Y es que el Genesis G80 del 2021 ciertamente se ve soberbio. El llamativo diseño fastback o sportback le asienta muy bien por su baja altura. La parte delantera esta flanqueada por distintivos faros LED divididos por líneas horizontales, que fluyen sobre la rueda delantera y se replican en dos rectángulos al otro lado de los guardabarros, atribuyendo continuidad y fluidez en lo que sin discusión es un novedoso diseño de luces.

La parrilla o rejilla frontal en forma de escudo es cuando menos arriesgada por sus dimensiones, pero al contrario de lo que apreciamos en otras descomunales parrillas de otro fabricante (Lexus para ser exactos) aquí el diseño ayuda a las proporciones y el conjunto es más llevadero.

De perfil es hermoso, con simetrías admirablemente logradas. La corta distancia entre ejes, el capó elongado y una ventana trasera estilo fastback (aunque posee maletero) son una combinación atractiva muy ayudada por la línea de carrocería agresiva a lo largo del vehículo.  La “cereza sobre el helado” podrían ser los rines de 20 pulgadas disponibles.

Si quiere impresionar al curioso que le abordó en el estacionamiento, muéstrele el interior del G80. Es aquí donde lo que en ingles llaman el factor “wow” se manifiesta con más intensidad.

Genesis persigue lo que llama “elegancia atlética” en el G80. La cabina del auto deslumbra por el atrevimiento en diseño y la suntuosidad del conjunto dan fe del intento.

Los botones y controles están relegados al volante y la banda de controles de clima, desplegando el diseño limpio del tablero dividido en dos, por una delgada línea de ventilación y molduras de madera texturizada que ciñe la hermosa pantalla de 14.5 pulgadas. La moldura de madera se traslada a la consola, donde encontramos dos lujosos diales encargados de accionar las marchas y el sistema de info-entretenimiento. 

Los cómodos asientos delanteros con masaje muestran un diseño intrincado, con excelente comodidad, incluyendo soportes laterales que se accionan al colocar el auto en forma de manejo deportivo. Los viajeros en la retaguardia tampoco se sentirán defraudados. Allí hay mucho espacio para las piernas, pues el G80 es líder en su clase. Adicionan cortinas para privacidad y evadir los rallos solares en el cristal trasero y las ventanas laterales.

Equipamiento y seguridad

Yo que tanto había alabado el diseño y funcionalidad de los sistemas de info-entretenimiento de Hyundai, he sufrido un chasco con esta nueva versión presente en el Genesis G80. 

El diseño básico consta de ocho recuadros que se muestran de forma limpia al navegar entre ellos, y ofrecen funciones básicas como navegación, radio, conectividad telefónica y más. Al seleccionar cualquiera de esos ocho cuadros disponibles, se abre la función deseada, pero también una pequeña partición cuadrada en el lado derecho de la pantalla para funciones configurables como música y clima.

Es una exposición elegante parecida a la que encontramos en los autos de Mercedes Benz, solo que aquí es menos funcional. Navegar entre los menús requiere del uso de un enorme dial colocado en la consola justo sobre otro más pequeño para las marchas. La pantalla es táctil, pero está muy alejada del conductor, lo que obliga a usar el dial que, por lujoso, no gana en funcionalidad.

Genesis también saca buen partido de la enorme pantalla cuando utilizamos Apple Carplay o Android Auto, permitiendo el uso simultaneo de dos funciones. Más allá de la pantalla de información y entretenimiento se pueden encontrar comodidades de alta tecnología. El grupo de indicadores muestra una vista útil de los puntos ciegos del automóvil cuando se usa la señal de giro. Detalles simples como la opción de acomodar del asiento del pasajero desde el del conductor, son novedades que desvelan el espíritu innovador de la marca.

Todos los modelos de G80 cuentan con frenado automático de emergencia, monitores de punto ciego, control activo de carril y faros LED automáticos de luz alta. Alerta de tráfico cruzando en al aparte posterior, control de crucero adaptativo o sensores de estacionamiento están también incluidos en el G80.

De forma adicional solo han dejado la cámara de vista envolvente, alerta de colisión trasera, la proyección frontal o HUD, o el estacionamiento remoto. 

En la carretera 

El Genesis G80 2021 se ofrece en dos configuraciones. El G80 2.5T que tiene un motor turbo alimentado de cuatro cilindros con 300 caballos de potencia, mientras que el G80 3.5T tiene un motor en V6 biturbo con 375 caballos. Una transmisión automática de ocho velocidades y tracción trasera son estándar con ambos motores, mientras que la tracción total está disponible como opción por $3,150.

Nosotros probamos el motor más pequeño que es una de las sorpresas del Genesis. El motor anterior quedaba algo fuera de las demandas de un auto de esta clase, pero el nuevo turbo de 2.5 litros más acoplado a una refinada transmisión automática de ocho velocidades con paletas de cambios, demuestra ser la opción que quizá, la mayoría necesite.

Proporciona potencia más que suficiente para situaciones de conducción cotidianas. La velocidad de aceleración desde un punto muerto es rápida, y permite maniobras de adelantamiento raudas en la carretera. El motor se adapta bien a la transmisión, que ofrece cambios de marcha ágiles y sin problemas. Otro punto a favor sería el ahorro de combustible, pues rinde 27.5 millas por galón en manejo combinado (8.55 litros cada 100km) casi cinco millas más que con el motor en V6.

La conducción es apacible sin acercarse a los extremos. No es demasiado dura ni tampoco te sientes flotar en la carretera. El chasis elimina las imperfecciones y el ruido de la carretera con habilidad. Hay suficiente tensión en la suspensión para darle una sensación de musculatura y deportividad a medida que el peso se desplaza a través de las curvas, y aunque el peso de la dirección se siente artificial, si comunica el agarre de los neumáticos. 

Dicho esto, en viajes largos por autopistas es donde la clase del G80 se siente mejor, sobre todo si hace uso del “Highway Driving Assistant” o asistente de conducción en la autopista. Funciona bien y permite el alivio del conductor por periodos de tiempo mucho más largos que la mayoría de otros autos que he probado.

Para escoger

El Genesis G80 2.5T trae precio de $ 47,700 dólares y dispone de dos paquetes de mejoras.  El “Advanced” de $ 4,600, que agrega asientos delanteros ventilados, control de clima automático de tres zonas, techo corredizo panorámico, mejor audio y rines de 19 pulgadas. El paquete “Prestige” cuesta otros $ 4,300, y agrega tapicería de cuero genuino, un volante con calefacción, asientos traseros con calefacción y cierre suave de puertas eléctricas entre otros.

Por $ 59,100 puede llevarse a casa un G80 3.5T, que viene muy bien equipado, aunque se le puede agregar el paquete “Prestige”.

La competencia principal viene desde Alemania con los tradicionales Mercedes-Benz E-Class, Audi A6 o BMW 5 Series. Pueden agregarse el Cadillac CT5 o el Volvo S90.

Concluyendo

Penetrar en un segmento tan competitivo como el de los autos medianos de lujo es un propósito espinoso.  Genesis lo sabe, por eso, presente un G80 que destaca con un estilo excepcional, lujo fuera de cuestionamiento y buenas maneras en la carretera.  Una a esto la excelente garantía, altos puntajes de seguridad y confiabilidad, y estamos en presencia de un auto muy apetecible que, en muchos casos, es miles de dólares más barato que sus competidores.

Queda por ver si los compradores estarían dispuestos a renunciar al “prestigio” que a las marcas alemanas se les atribuye, pero no considerar a este Genesis en la lista de opciones seria un gran error.   

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.



Connect With Us Listen To Us On