Alerta del tiempo

Avalon TRD 2020

Avalon TRD 2020, Toyota experimenta con la fuente de la juventud.

Más sobre autos en: Automotriz.TV

Por: Roger Rivero

Los nombres Toyota Avalon y Toyota Racing Development o TRD, son algo difíciles de asociar. El primero ha estado entre nosotros desde 1995, en forma del sedán de tamaño completo del fabricante, asociado principalmente -por su manejo y compostura sosegada- a compradores de la tercera edad.

TRD por otra parte, llegó a los EE. UU en 1979, y es mejor conocida por dominar el automovilismo todoterreno en los años ochenta y principios de los noventa. La compañía comenzó a ofrecer piezas de alto rendimiento y paquetes todoterreno para sus vehículos de producción en 1997, y desde entonces, las insignias TRD han adornado una serie de productos Toyota, más recientemente, la camioneta Tacoma y el SUV 4Runner.

Toyota parece querer ponerle algo de “pimienta” a otros autos en su alineación, y a extendiendo las siglas TRD al pequeño coupé 86, y este año a los sedanes Camry y Avalon. Así, dos de los sedanes más orientados a la familia y la comodidad del mercado, reciben actualizaciones pensadas en el rendimiento. ¿Cuán drástico es el cambio?, les cuento mis impresiones, luego de una semana tras el volante del 2020 Toyota Avalon TRD.

Desde afuera y por dentro

Por su apariencia, notará que el Avalon TRD se construye a partir del nivel de acabado XSE, agregando un divisor frontal más grande debajo de la rejilla de malla, de color negro brillante, faldones de la parte inferior del cuerpo en negro con rayas rojas, molduras de ventanas y espejos exteriores negros, así como un difusor y alerón traseros más grandes. Hay ruedas TRD específicas de 19 pulgadas que son media pulgada más anchas y pinzas de freno de color rojo.

El énfasis rojo en el interior del Avalon TRD es también omnipresente.  Los asientos están tapizados en SofTex perforado, que es el material de cuero artificial de Toyota, con acentos rojos y nomenclatura “TRD” cosida en los reposaderos de la cabeza. Hay más costuras rojas en el panel de instrumentos, los apoyabrazos de las puertas, el volante y el maletero. Las alfombrillas tienen ribetes en rojo y los pedales viene adornados en metal. Olvidaba los cinturones de seguridad que; adivine, ¿De que color cree que son?

Funcionalmente, no hay nada que criticar aquí. Es el mismo sedan cómodo, que deleitará a los pasajeros del asiento trasero con 40 pulgadas de espacio para estirar las piernas. ¿Confort al frente?, también garantizado.

Equipamiento y seguridad

Los modelos TRD vienen con la misma carga tecnológica que las versiones estándar. El conjunto de ayudas al conductor “Safety Sense P” de Toyota presente de forma estándar, incluyendo control de crucero adaptativo a toda velocidad, frenado de emergencia, asistencia para mantener el carril y luces altas automáticas. Monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado trasero también están incluidos.

La tecnología del vistoso tablero de instrumentos de 9 pulgadas, sigue siendo en gran medida igual, incluyendo compatibilidad con Apple CarPlay. Los que usamos Android Auto seguimos esperando, y eso que ya el Camry TRD 2020 la ofrece. La aplicación Entune de Toyota esta disponible para los que seguimos esperando por Android.

La configuración del info-entretenimeinto es fácil de usar, gracias a su combinación de botones físicos, perillas y controles de pantalla táctil. Los menús en pantalla también son fáciles de entender.

En la carretera

Tanto el Camry como Avalon, reciben esencialmente el mismo tratamiento TRD. Los resortes helicoidales son más rígidos y las barras estabilizadoras delanteras y traseras más grandes, lo que hace a estos sedanes menos propensos a generar rodamiento del cuerpo en las curvas que sus contrapartes estándar. Los amortiguadores también son mejorados, y logran una rigidez adicional gracias a tres nuevos tirantes debajo de la carrocería. Desafortunadamente, esta solución significa que los asientos traseros son fijos, por lo que los respaldos no se pliegan, limitando la capacidad máxima de carga en caso de que necesite transportar unas varas de pesca o indumentaria para esquiar.

Al Avalon TRD vienen también con algo que Toyota llama “Active Cornering Assist”, un sistema de vectorización de torque, basado en frenado individual que reduce la velocidad de la rueda interior en una esquina, para ayudar al automóvil a girar y poder hacerlo más bruscamente. Los neumáticos son más anchos para permitir mejor agarre al pavimento y hay mejoras en el sistema de frenado. Todos estos cambios, se traducen en un auto que, sin ser deportivo, si mejora su calidad de conducción de forma evidente.

Donde TRD no interviene modificando al Avalon es un su tren motriz. El mismo motor de V6 3.5 litros de aspiración natural de Toyota, que genera 301 caballos de potencia y ​​267 libras-pie de torque que a utilizado el Avalon regular es utilizado aquí, junto a una transmisión automática de ocho velocidades.

A pesar de utilizar el mismo tren motor y no haber cambios en la potencia, el sonido de los escapes del Avalon TRD se escucha más retumbante, sobre todo si tiene la oportunidad de oír al sedan acelerar desde el exterior. Los tubos de escape cat-back específicos de TRD, agregan un poco más de vitalidad sonora a la marcha del sedán.

Con casi 27 millas por galón en manejo combinado (8.71 litros por cada 100km) el Avalon se ubica en la parte superior de la escala de consumo para vehículos de su clase.

Toyota ha preciado al Avalon TRD en los $ 43,375 dolares, lo que lo coloca en la parte superior de la alineación de Avalon 2020, solo $ 200 por debajo del Touring y casi $ 5,000 por encima del modelo XSE en el que se basa.  Según los ingenieros de Toyota, con este modelo han tenido en la mira autos como el Audi A6 o el laureado Kia Stinger GT. Quizás sea algo aventurado comparar al Avalon con estos rivales, que traen tracción trasera o total y mejor rendimiento, pero si es justo reconocer, que el Avalon TRD tiene muchas cualidades en carretera que lo hacen en algún sentido competitivo, sin que llegue a la cota de estos competidores.

Concluyendo

Quizás la parte más genial del Avalon TRD es su rareza. Toyota solo construirá 2,600 unidades de este auto, un numero realmente limitado, que lo hará escasear en las carreteras.  Algo si le puedo garantizar; donde lo lleve, llamará la atención. Esta ha sido mi experiencia en las limitadas salidas que el confinamiento por el Coronavirus me ha permitido.

Toyota rejuvenece al Avalon y esto no es un mal evento. El Avalon TRD tiene una ejecución coherente, funciona bien y realmente se ve muy bien A los de la tercera edad todavía quizá les atraiga, pero está bien que el TRD traiga una mentalidad más juvenil al Avalon.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Connect With Us Listen To Us On